Venciendo la Ansiedad

Para muchas personas, ¡estos son tiempos cargados de ansiedad! Ya sea que estén preocupados por las finanzas, por cómo se desarrollará una relación, o incluso por cómo su pasado está afectando su presente o futuro, la ansiedad a menudo es la que rige en nuestros días. Cuando ella toma el control, todo cambia.

¿De dónde proviene la ansiedad?

Suele surgir de sueños frustrados, de relaciones que fracasaron y a veces de malas decisiones que tomamos en la vida. Una frustración lleva a la otra, y pronto forman una estructura que moldea nuestras vidas y actitudes.

Pero, ¿tiene que ser así? ¿No hay una manera de vivir libres de ansiedad? Cantidades de libros que prometen ayudarnos a conquistar la ansiedad llenan nuestros estantes, pero una y otra vez la gente regresa a la librería buscando una nueva y mejor respuesta a su problema. Esencialmente, todo es  una cuestión de si podemos o no controlar nuestras propias vidas.

Hay Esperanza

La verdad es que la mayoría de las personas nunca lograrán dominar su ansiedad, y mucho menos podrán ayudar a otros a lograrlo. Pero… ¡hay buenas noticias! Hay alguien que promete transitar el camino de la vida junto contigo. Está disponible las veinticuatro horas del día y, mejor aún, promete que nunca te dejará ni se olvidará de ti. Él es Jesús.

esucristo es el Hijo de Dios, pero vivió entre nosotros. Jesús comprende las preocupaciones de la vida.Sabe que muchas veces cometemos errores y vivimos con las consecuencias de ellos, y como entiende la profundidad de nuestro dolor, ofrece guiarnos a través del camino de la vida.

Jesús te brinda una solución a tu ansiedad. Es simplemente cuestión de rendirle el control de nuestras vidas. La Biblia nos enseña que podemos vencer la ansiedad aprendiendo esta lección: “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes” (1 Pedro 5:7). Al entregar tus preocupaciones a Jesús, podrás comenzar a transitar la senda desde la ansiedad a la paz. A lo largo del camino ¡es probable que también encuentres una nueva alegría de vivir!

Puede llevarte un tiempo

Seguramente, el dejar tu ansiedad en manos de Jesús será un proceso. Puedes ser tentado a tratar de hacer y recuperar lo que genera que te pongas ansioso, pero, si se lo pides, Jesús puede ayudarte a derrotar los patrones de pensamiento que te causan ansiedad y frustración.

Lo Que Sigue

Nos gustaría que nos des la oportunidad de ayudarte a responder cualquier prgunta que tengas sobre la fe o sobre seguir a Cristo. Tenemos conectores preparados para responderte.

shares